KINTSUGI, el arte japonés milenario, visto por el lente del Liderazgo Transformacional

KINTSUGI, el arte japonés milenario, visto por el lente del Liderazgo Transformacional

Kintsugi, es el arte japonés milenario de reparar de manera artística la cerámica rota con aliaciones de oro, agregándole en el proceso mayor valor y belleza.  Resulta fascinante  trasladar esta filosofía al Liderazgo Transformacional, visto como un proceso restaurativo y conciliador entre las debilidades, fortalezas y habilidades de cada persona.

La propuesta hacia el líder, es la de pensar detenidamente antes de evaluar a un colaborador como descartable. Considerando la premisa de que todos los recursos son reconocidos como valiosos y plenos de oportunidades, en el marco del liderazgo transformacional, ejercido con humildad.

En sus trabajos sobre Liderazgo Transformacional,  Bernard Bass, PhD en Psicología Industrial y docente investigador de la Binghamton University, orientó sus estudios hacia la comprensión de los fenómenos organizacionales. Se centró particularmente en el área del compotamiento humano dentro de las organizaciones,  planteado en su libro «Leadership and Performance Beyond Expectation» (1985).  

Bass, se  asentó en los fenómenos del cambio, canalizados desde el liderazgo transformacional. Descrito como un proceso conciliador,  enfocado en la cooperación, en el crecimiento individual y colectivo del equipo y por ende, el de la organización.

Al utilizar la creatividad, los valores éticos, los vínculos afectivos y la cooperación, se promueven la motivación enfocada y la estimulación intelectual.  Logrando así, alcanzar objetivos “más allá de las expectativas”.

Cuando el líder incorpora el liderazgo transformacional en su estilo de gestión, la visión  de los demás en el equipo también se expande. Integrándose todos los aspectos positivos y negativos, fortalezas y debilidades, vistos igualmente como elementos y oportunidades de valor intrínseco.  

En resumen, el Líder Transformacional: 

  • Motiva a los miembros de su equipo, a la producción de mejores y mayores trabajos de calidad, más allá de lo esperado.
  • Prioriza el bien colectivo, más que el individual.
  • Lidera para  superar las metas preestablecidas, produciendo resultados muy interesantes y valiosos, tal como ocurre con las piezas intervenidas por el poder transformador del arte japonés del kintsugi.
  • Permea con su estilo, los niveles de satisfacción personal en sí mismo, en los equipos y por ende el la organización.
  • Produce resultados muy interesantes y valiosos, tal como ocurre con las piezas intervenidas por el poder transformador del arte japonés del kintsugi.

Podemos concluir, que entre los múltiples  usos del test psicométrico DISC, está el de poder analizar y deducir de manera científica, el estilo de liderazgo  que es ejercido por el líder.  Su estilo definitivamente impactará  a los miembros del equipo y en general, a todos los talentos bajo su influencia.

Carolina Britto | carolbritto@ovaldisc.com